top of page

Salud física y mental para traductores


La labor de un traductor es compleja y es el profesional que se encarga de transmitir un texto cualquiera sea su naturaleza de un idioma a otro, permitiendo acercar un conocimiento a quienes no podían acceder a este sin su traducción.


La mayoría del tiempo puede tratarse de una labor que genera mucho estrés por los tiempos acotados que tiene un proyecto, volumen a traducir, formato del documento como la calidad del texto y lo que a la larga puede perjudicar nuestra salud por no tener los tiempos necesarios de descanso entre los proyectos. Asimismo, es importante enfatizar que la salud física y mental es primordial para llevar a cabo nuestro trabajo y entregar un servicio de calidad y para ello debemos procurar hábitos sanos de vida tales como cuidar la alimentación, horas de sueño y hacer ejercicios de forma regular.

En cuanto al espacio físico para los traductores autónomos es contar con un lugar distinto de su casa y considerar: - Un lugar silencioso - Buena iluminación - Silla, escritorio y todo lo necesario que te haga sentir cómodo para trabajar extensas jornadas.

La idea de traducir en un lugar distinto al hogar es evitar los distractores que conlleva estar preocupados del timbre, televisor, mascotas, cocina y no del texto mismo lo que puede generar una mala traducción y cometer errores durante la misma.

Finalmente, es nuestra misión mantener una salud física y mental para llevar a cabo nuestras labores como traductor ya sea independiente o dependiente. También, establecer metas claras tanto a corto y largo plazo como conocer nuestros tiempos de trabajo (traducción, edición, maquetación entre otros).

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page