Los obstáculos con que viven los traductores


El traductor de profesión está acostumbrado a adaptarse a las necesidades de sus clientes y a su vez sortear las falencias con que muchas veces llegan los documentos con cual tenemos que trabajar tales como poco legibles, no editable y muchas veces con texto faltante cuando son fotocopia de un original, texto mal redactado en la lengua madre entre otros. Por otro lado, el traductor muchas ocasiones se enfrenta a encargos imposibles de realizar debido a que esta traduce entre 2000 a 3000 palabras diarias y en ocasiones los clientes quisiesen sus traducciones de un día para otro, pero en la realidad es poco factible debido a que hay que revisar la versión final antes de entregar el texto.

Un buen traductor, nunca aceptará un encargo imposible de realizar debido a que está en juego su profesionalismo y el cliente debe ser consciente de los tiempos que conlleva traducir más aún si son documentos especializados que requieren investigación previa y no existen traducciones mágicas debido a la importancia del documento tanto en la lengua meta como de llegada.

Los traductores siempre te solicitarán:

  • Texto editable para contabilización de palabras como a su vez generar presupuesto y tiempo de entrega.

  • Tipo de lector que va dirigido el texto final.

  • Formato del documento final que desea el cliente.

  • Guía de estilo si es que fuese una empresa, para trabajar el encargo.

  • Datos personales para generar la boleta de servicio (honorario) por el servicio prestado.

Finalmente, el servicio que presta un traductor puede variar de uno a otro de acuerdo a sus capacidades y habilidades, aunque siempre habrá obstáculos al momento de recepcionar un encargo, te lo hará saber para buscar la mejor solución antes de comenzar con la traducción.


49 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo